¿Por qué lo llaman conciliar cuando quieren decir vivir?

17022228_10154967697646067_6985179247588227905_n

Invitaron al Café para Autónomas a participar en las II Jornadas Emprendimiento y SosteVIDAbilidad organizadas por la UPV, el Departamento de Empleo Inclusión Social e Igualdad de la DFB y DEMA Bizkaia. Nuestra mesa se titulaba “Ser tu propia jefa” y nos pareció una ocasión ideal para presentar en sociedad esta iniciativa que justo por estas fechas cumple su primer aniversario.

A lo largo de la mañana nos fueron cayendo encima diferentes etiquetas, como que éramos emprendedoras #viejas (al menos no tan jóvenas como las emprendedoras recién licenciadas), que éramos #afortunadas por tener trabajo, que nos apoyábamos unas a otras en espacios #blandos, que existían planes especiales para las que veníamos de entornos #rurales… Pero que todas, todas teníamos como objetivo eso tan bonito que es “poner la vida en el centro”. La vida. En el centro… ¿Qué será eso?

Pues que tan importante es poner la colada como un mail, tan importante es hacer bien un presupuesto como la compra, o preparar una propuesta de nuevo negocio como la cena. Podemos andar pelando el cable con los asuntos relativos a la conciliación entre la vida profesional y la personal, pero lo que se nos está olvidando a veces es que de lo que se trata es de vivir, de disfrutar, de tomar las riendas, de no darte constantemente cabezazos contra la excesiva burocracia, etc, etc.

Cuando nos tocó el turno, May Serrano hizo una demostración de lo que hacemos en nuestras reuniones del #Café4Autónomas. Pies en el suelo, espaldas rectas, ojos cerrados y respirar… Dejar de hacer fuerza, soltar la mandíbula y la lengua… Una vez hemos tomado tierra, estamos en un espacio de #exigenciacero, es mi cuerpo el que habla, soy yo la que pongo los límites y se caen las etiquetas. Una por una, como si de un estriptís se tratara, May se fue sacudiendo de encima las etiquetas que nos habían ido colgando desde primera hora y que ella llevaba en post-its.

¿El resultado? Varias mujeres interesadas que nos pidieron el contacto para acudir a nuestra próxima reunión y Gloria Múgica, la Directora de DEMA – Agencia Foral de Empleo y Emprendimiento, que decidió saltarse el discurso de cierre, al grito de “exigencia cero”, y puso la vida en el centro del todo, ya que gracias a su gesto pudimos disfrutar del tiempo de comida al completo.

Por la tarde la jornada cambió de lugar y de formas, nos dividimos en grupos y pasamos de escuchar a activar mentes. Reflexión sobre los límites. Los límites. TEMAZO. Los límites internos, externos, impuestos o elegidos… El tiempo como límite. La vida en el centro como parte de nuestra realidad. La ilusión de poder hacer todo, todo el tiempo, a toda costa. ¿Cómo hacernos conscientes de estos límites? ¿Cuales son reales? No sé si logramos contestar a las preguntas pero sí sé que dar espacio a parar y hacernos conscientes de nuestros límites nos hace más felices.

Agradecimiento especial a las amigas de ColaBora – Bora, que siempre nos cuidan.

Anuncios