Orca Maris. Día 5.

Último día de taller. Seguimos impresionadas por la experiencia de ayer, nuestros cuerpos cansados, nosotras contentas, silenciosas…

¿qué necesito hoy?

Es casi una sola voz la que dice PLACER.

P L A C E R

Y allá vamos.

No hay presión, no hay prisa, no hay que llegar a ninguna parte.

Ningún “tengo que”.

Buscamos nuestra zona de confort para quedarnos, relajarnos, disfrutar.

Y disfrutamos.

Nadamos, hacemos las muertas, nos deslizamos por el agua. Sin prisa, sin exigencias, solo placer…

Fuera hace frío, el día está gris.

La lluvia nos respeta hasta el último momento.

No nos decimos adiós porque nos juntaremos todos los martes a nadar, bracear, respirar, estar… SER.

Gracias Orca Maris.

Anuncios