Orca Maris. Segunda Edición.

El ayuntamiento de Górliz nos da la oportunidad de surcar de nuevo su bahía. 12 mujeres se suman al reto de nadar y okupar el mar.

Volvemos a dar brazadas con la intención de hacernos más fuertes, cuestionarnos, conocernos y reconocernos.

De nuevo salen a la superficie los miedos, los límites, la fuerza, la manada, la magia…

Sí, la magia. No se me ocurre otra palabra que describa bien lo que ocurre cuando nos juntamos y nos hacemos responsables de nosotras mismas. Aceptando lo que somos, lo que hacemos, lo que podemos y lo que no podemos hacer.

Reconocer quién soy, qué quiero, cómo funciona mi cuerpo, mi mente, las etiquetas impuestas, las aceptadas como ciertas da poder, da la posibilidad de coger las riendas de nuestras vidas.

Decidir.

Nadar. Parar. Seguir. Salir.

Acción.

El mar no da tregua, no admite medias tintas. La realidad se impone. Y sucede. Sucede que se disuelven las ideas y da paso a la acción.

ACCIÓN.

Magia=Acción.

 

Anuncios